Sieso de Jaca (Iglesia de San Miguel)



Iglesia de Sieso de Jaca en 2011


Hace algo más de cinco años visitaba por primera vez el despoblado de Sieso de Jaca. Mi sorpresa fue mayúscula cuando al aproximarme poco a poco al pueblo, no localicé la torre campanario de la iglesia entre las viviendas. Al llegar a Sieso, una chica muy amable me informó de que precisamente hacía unos poquitos días, una fría noche de aquel invierno, la torre se había venido abajo.

Evidentemente me limité a documentar el derrumbe, pero traté de conseguir imágenes de la iglesia cuando todavía mantenía la torre en pie. Fue mi buen amigo Antonio García Omedes el que me envió varias imágenes tomadas durante su visita en el año 2001, todavía con la torre apuntando al cielo. Hace unas semanas conseguí una imagen en el Instituto de Estudios Altoaragoneses de un inventario del año 1979, ya no con la torre en pie, si no con la cubierta de la nave todavía en su sitio. Gracias a estas imágenes y a las mías propias tomadas en los años 2011 y 2016 podemos hacernos una idea de cómo es hoy, pero sobre todo de cómo era esta interesante iglesia románica.

La iglesia de San Miguel es una construcción fechable en el siglo XII. Originalmente era un templo de nave única rematado en ábside de tambor orientado al este. Posteriormente la iglesia sufrió importantes reformas, especialmente en el siglo XVII. Precisamente de esa época es la torre campanario, levantada sobre la cabecera; según no explica en su página web el maestro García Omedes: "esta práctica no favorece en nada al edificio, que fue diseñado para soportar unos empujes determinados y si se le añade una cantidad de peso suplementario importante, como es el caso de una torre campanario, puede acabar cediendo".

Vamos a ver la comparativa de imágenes con fotografías de 1979, 2001, 2011 y 2016.



                                                                      IEA, inventario del año 1979




                           Año 2001 (A. García Omedes)

                           





Veintidós años después vemos que todavía conservaba la torre campanario pero no la cubierta de la nave.










                         
                                                                                                           Año 2016 (Cristian Laglera)






Repetimos lo misma toma que las dos imágenes anteriores pero esta vez ya sin la torre campanario. La maleza, va devorando poco a poco el ábside románico.










Vemos el interior de la iglesia en los años 2001 y 2016. Cedió la torre y la bóveda de medio cañón del presbiterio, pero no la bóveda de cuarto de esfera de la cabecera, que aguanta estoicamente.




Finalizo con una imagen de la zona de los pies. Al coro de la iglesia de Sieso de Jaca ya nunca subirá nadie; sirva este reportaje para rendirle mi pequeño homenaje.





No hay comentarios:

Publicar un comentario