La Muera (Ermita de la Asunción)



Vestigios de la ermita de la Asunción en la actualidad (año 2019)


La Muera es un pequeño núcleo (2 casas) situado a los pies de la peña Montañesa, en el radio de influencia del monasterio de San Victorián (Sobrarbe). La Muera tuvo una pequeña capilla que se localizaba a escasos metros de la carretera de acceso al núcleo. Hace algunos meses estuve fotografiando sus escasos vestigios, acompañado por los amabilísimos dueños del restaurante El Plano, situado a corta distancia de La Muera. Según me comentaron estaba dedicada a la Asunción, aunque en algunos textos aparece como Santa Catalina.

Actualmente apenas conserva 4-5 hiladas de sus muros sur y oeste. Parece que se utilizaron sus piedras para otros menesteres cuando la ermita ya estaba en ruina. Aprovechamos el inmenso archivo del amigo Manolo Sorinas para documentarla, con tres imágenes que tomó en el año 1996.





Imagen de Manolo Sorinas de 1996


Vemos que se trataba de la típica ermita sobrarbense, fechable en los siglos XVII-XVIII. Poseía nave única y rectangular con cabecera de testero plano orientada al este. La cubierta, a dos aguas, era de piedra de losa.










Imagen de Manolo Sorinas de 1996


A través de la puerta, adintelada, vemos que conservaba un pequeño fragmento de la bóveda de medio cañón de la cabecera, así como un pequeño vano que abría al sur. La maleza parece que, poco a poco, estaba tomando el control de su interior.
















Por último aporto dos imágenes comparativas. La primera corresponde al año 1996. La segunda es del año 2019. Vemos que, aunque la ermita ha desaparecido, todavía se mantiene el edificio que estaba a su lado, una herrería.


Año 1996 (Manolo Sorinas)


Año 2019



Montañana (Ermita de las Guardiolas)



Ábside de la ermita de las Guardiolas


Durante nuestro trabajo de inventariado de las ermitas de Ribagorza realizamos varias inspecciones por las inmediaciones de Montañana. En octubre de 2018 dedicamos tres días a visitar masos abandonados, cerros, topónimos sugerentes y montes por esa zona. En uno de nuestros rastreos, a algo más de un kilómetro al norte de Montañana, detectamos los inéditos restos arrasados de una vieja ermita en un terreno que en los mapas viene citado como “Les Guardioles”. Como evidentemente se trataba de una ermita que no estaba documentada, ni nadie nos supo de decir nada de ella, la "bautizamos" como la ermita de Las Guardiolas.




En muchas ocasiones el topónimo Guardia (Guardiolas, Guardioles) se vincula a construcciones relacionadas con puntos defensivos o de vigilancia, sobre todo en zonas fronterizas. Por este motivo pensamos, con todas las reservas necesarias, que quizá se trate de los restos de una pequeña capilla castrense. A su alrededor encontramos restos de varias edificaciones, muros y varios amontonamientos de piedras.

Muro norte


De la ermita perduran los arranques de un edificio que dibuja planta rectangular con cabecera semicircular canónicamente orientada. Quedan tres o cuatro hiladas de los muros norte y oeste, así como de la cabecera. Mide 6.60 metros de largo por 3.50 de ancho. Sospechamos que la puerta de acceso pudo abrir en el costado sur, descentrada hacia los pies, ya que es el único tramo que parece que sufre interrupciones. También hay restos de lajas por el suelo, que pudieron formar parte de la desaparecida cubierta. Por la orientación, la cabecera semicircular y el emplazamiento, pensamos que podemos llevar su cronología hasta época medieval.


Detalle de la curvatura del ábside