Alcaná (Iglesia de San Antonio)



                                                           Alcaná, vestigios del despoblado (año 2013)


Alcaná fue un pequeño núcleo de población situado entre San Esteban de Litera y Gabasa; sus escasos vestigios se encuentran camuflados en un mar de pinos de repoblación muy cerca del barranco de Segarra. Alcaná fue arrasado en junio de 1976, cuando se repobló todo el monte de pinos, por este motivo, presenta en la actualidad un aspecto desolador.

Fue un lugar pequeño, muy pequeño. No sobrepasó las tres viviendas censando 20 habitantes en el año 1920, en el que fue su máximo nomenclátor. Fue deshabitado a finales de la década de los cuarenta.

Tuvo una iglesia dedicada a San Antonio. Era un templo pequeño, pero suficiente para cubrir las necesidades religiosas de tan diminuta población. La iglesia, al igual que las viviendas, fue arrasada en el año 1976. Gracias a unas imágenes cedidas amablemente por el Cellit, podemos hacernos una idea de como era este núcleo y también su pequeña iglesia parroquial.


                                                                    Alcaná a finales de los años 60




Gracias a estás dos imágenes vemos que era una iglesia de nave única, posiblemente finalizada en cabecera plana. La puerta de acceso en arco de medio punto abría a los pies, bajo la espadaña campanario de un solo ojo. La cubierta era a dos vertientes. Según vemos en las imágenes estaba encajonada entre dos viviendas.








* Imágenes inéditas cedidas por el Cellit.

No hay comentarios:

Publicar un comentario