Raluy (Iglesia de Santa Águeda)



                                                   Ruinas de la iglesia de Raluy en 2012 (Cristian Laglera)


Si hay un despoblado dificil de visitar y más aún de fotografiar dentro de la provincia de Huesca ese es sin duda Raluy. La totalidad del pueblo está engullido por la maleza y los escombros, además, una desmesurada cantidad de zarzas y otros arbustos espinosos impiden desplazarse con normalidad por el pueblo. En mi última visita, realizada el 18 de octubre de 2015, fue totalmente imposible acercarme a mi objetivo, la iglesia de Santa Águeda. A pesar de no haber podido tomar imágenes de la parroquial, afortunadamente, disponía de algunas imágenes que sí pude realizar en mi anterior visita, en el año 2012, cuando estaba algo menos enmalezado.

Raluy es un pueblo milenario; hay noticias de la iglesia de Santa Águeda (antes de San Clemente) desde el siglo X, aunque evidentemente, sufrió gran cantidad de reformas y restauraciones con el paso de los siglos. Se sitúa junto a las viviendas más cercanas a la pista. En el año 2012 sólo pude acercarme a sus muros norte y oeste; intenté llegar al ábside gateando para tomar alguna fotografía pero fue totalmente imposible.

Estamos ante las ruinas de un templo levantado en sillarejo; de una sola y alargada nave finalizado en ábside semicircular. Al interior, el ábside permanece oculto por un tabique, levantado posiblemente en el siglo XVII. La nave cubría con bóveda de medio cañón y la cabecera con cuarto de esfera. Al sur tiene una pequeña capilla accesible por un arco de medio punto. Contaba con una rechoncha torre campanario de mampostería derrumbada en los años 80. La puerta de acceso dovelada abre en el muro sur aunque a día de hoy, es inaccesible.

Como antes comenté es un edificio muy complicado de fotografiar, aunque afortunadamente, dispongo de algunas viejas imágenes del Archivo Gavín, otras de Marta Puyol (Sipca), y algunas propias tomada en mi visita del año 2012.

Vemos una primera imagen tomada en el año 1977 por Gavín. Está realizada por el sur, destaca la torre campanario, que todavía estaba en pie.




Ésta es la imagen que yo no pude tomar, la del ábside, aunque como vemos en la fotografía de Gavín (año 1977) las zarzas ya casi lo devoraban por completo. Es fácil imaginar como estaba en mi visita, más de 30 años después.





Vamos con una comparativa de imágenes de la torre campanario. En primer lugar tenemos la fotografía de Gavín, del año 1977; después vemos la mía, cuando ya sólo mantenía un lienzo en pie, tomada en el año 2012. Observemos en la imagen de Gavín una grieta encima del vano que ya presagiaba ruina.


                     Gavín (año 1977)                                                                             Cristian Laglera (año 2012)



























Lo que sí pude fotografiar es la cubierta de lajas, hundida en su parte occidental. A través del boquete del techo fue la única manera de poder observar el interior de la iglesia.


                                                                    Cubierta de la iglesia (año 2012)



Yo no pude acceder a su interior, pero si Marta Puyol (www.sipca.es) en el año 2003, de ella son estas dos valiosísimas imágenes.



                Puerta de acceso   (año 2003)                                                                  Cabecera (año 2003)


























El milenario pueblo de Raluy descansa en silencio mientras es engullido lentamente por la maleza y lo que es peor, por el olvido. La tierra reclama irremediablemente las piedras que son suyas y dentro de unas pocas décadas (quizá menos) no quedará recuerdo alguno de este remoto lugar perdido en las montañas de mi admirada Ribagorza.


                                                                        Raluy (Cristian Laglera)








No hay comentarios:

Publicar un comentario